La inseguridad afecta a los negocios en México

La inseguridad se está convirtiendo en un problema en México, obstaculizando potencialmente la recuperación, en particular en las ciudades cercanas a la frontera con Estados Unidos.

Madrid - 16-ago-2010

La economía mexicana sigue en la senda de la recuperación. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía [INEGI], el PIB creció un 4,3% en el primer trimestre de 2010, y la producción industrial aumentó un 7,6% interanual en marzo, si bien, ajustado estacionalmente, registró una desaceleración intermensual en abril del 0,3%. En mayo, las remesas procedentes de Estados Unidos, que constituyen una fuente importante de divisas, aumentaron un 12% interanual, situándose en 2.128 millones de dólares de Estados Unidos. Sin embargo, en los cinco primeros meses de 2010, cayeron un 4,3% [8.731 millones de dólares de Estados Unidos]. El desempleo aumentó un 50% entre finales de 2007 y mayo de este año, con el consiguiente aumento de la economía informal sumergida. Si bien estos dos factores han contraído la demanda interna, en junio el índice de confianza de los consumidores mejoró 87,5 puntos, acercándose a su nivel de septiembre de 2008 y situándose un 7,9% por encima del nivel de junio de 2009.

En el norte del país, en especial en Ciudad Juárez, Culiacán y Chihuahua, la guerra del narcotráfico y el crimen organizado, que se nutre de secuestro, extorsión, robos de combustible y coches, piratería y tráfico de personas, han aumentado el nivel de violencia. La inseguridad se está convirtiendo en un auténtico problema para los negocios y los inversores, obstaculizando potencialmente la recuperación, en particular en las ciudades cercanas a la frontera con Estados Unidos. Se estima que los problemas de seguridad han obligado a 10.000 empresas a abandonar Ciudad Juárez y, con 200 personas incluidos políticos asesinados por sus secuestradores en los dos últimos años, naturalmente estamos teniendo en cuenta estos factores a la hora de asegurar los riesgos de las empresas en el norte del país.

Indicios encontrados en el comportamiento de los diferentes sectores

Todos los sectores excepto las bebidas y el tabaco registraron un crecimiento en términos interanuales en abril de 2010. Sin embargo, en relación con abril de 2008, sólo los sectores de imprenta y papel han crecido, un 12% y un 1% respectivamente, mientras que todos los demás sectores siguen muy por debajo de su nivel de 2008.  Los sectores con un peor comportamiento son los equipos de transporte, los equipos informáticos, telecomunicaciones y metales [-18%], productos del metal [-17%], mobiliario [-16%], textil, excepto confección, [-15%] y equipos eléctricos [-11%].

Después de que la fuerte caída de la demanda de hierro y acero por parte de los sectores de la construcción, el automóvil y la industria de manufacturas provocara una contracción del sector del metal, éste ha rebotado entre diciembre de 2009 y marzo de este año, con una subida del consumo de acero del 60% en relación con el mismo período de 2009.

La producción de la construcción en México cayó un 3,3% interanual entre enero y abril, pero los próximos meses se afrontan con optimismo, en particular en construcción residencial e infraestructuras.

Crédito y Caución mantiene la cautela respecto al sector químico, debido a la volatilidad de los precios de las materias primas pagadas mediante transacciones en divisas, ya que muchas empresas del sector operan en dólares de Estados Unidos. El número de notificaciones de morosidad y reclamaciones de seguros de crédito que recibimos se ha estabilizado, y estamos evaluando a cada comprador individualmente sobre la base de la información financiera más reciente, a no ser que se sepa que pertenecen a un grupo financieramente sólido.

El sector del transporte se mantiene estable, ya que la recuperación económica ha aumentado la demanda de flete. Para 2010, Crédito y Caución prevé que la actividad comercial aumente un 16,2% interanual. Estados Unidos está reconsiderando la posibilidad de permitir que los camiones mexicanos crucen la frontera para hacer entregas en Estados Unidos, lo que supondría un importante impulso para el sector.

La producción automovilística depende todavía en exceso de la demanda de Estados Unidos. Algunos OEM [fabricantes de equipamiento original] están intentando diversificar sus exportaciones, pero no resulta fácil debido a la localización de México. El aumento de la demanda procedente de Estados Unidos ha ayudado al sector, pero esta demanda probablemente se reducirá al llegar a su fin los paquetes de estímulo. A pesar de algunos incentivos del gobierno mexicano para aumentar la demanda interna, las ventas de coches nuevos apenas han aumentado [un 3,6% interanual en mayo], y siguen un 28% por debajo del nivel de mayo de 2008. Uno de los principales obstáculos a la venta de coches nuevos es el aumento de las importaciones de coches de segunda mano de Estados Unidos.

En el sector de la maquinaria, la mayoría de los subsectores han mejorado su comportamiento desde 2009, pero siguen por debajo de los niveles registrados en 2008 antes de la crisis. Los inversores potenciales quieren ver niveles más altos y estables de producción e ingresos, y el acceso restringido a los préstamos bancarios puede también estar frenándolos. Las inversiones en activos fijos sí mostraron una tendencia positiva en el primer trimestre de 2010, pero siguen muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis y, en su conjunto, las perspectivas de Crédito y Caución para el sector siguen siendo negativas.

En mayo, el sector minorista en general registró un aumento de las ventas del 8,4% en términos interanuales, mientras que el dato de aumento de ventas en perímetro comparable fue un 3,1%. La celebración del Día de la Madre y las compras anteriores al Mundial de fútbol explican estas cifras positivas, con mayores ventas de ropa, aparatos electrónicos y electrodomésticos, mientras que la subida del índice de confianza de los consumidores indica una tendencia positiva en la compra de bienes de consumo duraderos. Sin embargo, las perspectivas de este sector siguen siendo negativas, aunque es posible que se compensen a finales de 2010.

El sector textil mexicano puede mejorar una vez que China recorte las subvenciones a sus fabricantes textiles. En el primer trimestre de 2010, la confección registró un aumento del 9,8% interanual [aunque sigue un 2,7% por debajo de su nivel del primer trimestre de 2008], mientras que los fabricantes de cuero aumentaron su producción un 16,7% interanual. Aunque estas cifras son un indicio de mejora, las perspectivas siguen siendo negativas hasta que sepamos cuál será la estrategia de las empresas textiles chinas una vez hayan acabado sus subvenciones.

En su conjunto, si bien hay indicios positivos, la economía se está recuperando sólo lentamente y depende mucho de la economía de Estados Unidos, que todavía no ha rebotado como se esperaba. Crédito y Caución mantiene por lo tanto un enfoque asegurador conservador respecto a todos los sectores. Estamos haciendo un estrecho seguimiento de los efectos del reciente huracán Alex que golpeó el estado mexicano de Nuevo León, debido al peso económico de esa región. Tanto los asegurados del Grupo Atradius en México como sus compradores nos están proporcionando información sobre los efectos del huracán en la economía.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación), de personalización (para recordar idioma o la configuración web preferida), y de publicidad comportamental (para elaborar perfiles y ofrecerles publicidad adaptada a sus preferencias de navegación). Puede configurar ahora el uso de esta tecnología. Asimismo, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el enlace de Política de Cookies que encontrará en el pie de esta web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.