El riesgo de impago se deteriorará en Italia en 2015

Tras tres años de contracción, el PIB de Italia volverá previsiblemente a crecer en 2015 al 0,5%, pero mantiene importantes debilidades estructurales.

Madrid - 19-mar-2015

Tras tres años de contracción, el PIB de Italia volverá previsiblemente a crecer en 2015 al 0,5%. Se espera que la demanda interna se estabilice, gracias a un cierto repunte de las inversiones y el consumo de los hogares, aunque el desempleo se mantendrá a niveles altos, por encima del 13%. La recuperación de Italia es una noticia relevante para el tejido empresarial español. Italia supone el cuarto mercado de la exportación española, al que va destinado más del 7% de todo nuestro comercio exterior. De hecho, en 2014, en un entorno de reducción de las importaciones, las empresas españolas lograron incrementar un 5,1% sus exportaciones a este mercado.

Aunque el cambio de signo en el crecimiento debería mejorar las oportunidades para las empresas españolas, el entorno de negocio en Italia sigue siendo muy complejo. El riesgo de impago se deteriorará en Italia en 2015. Desde 2008, el número de insolvencias de empresas se ha incrementado drásticamente. Se espera que las insolvencias aumenten de nuevo el 10% en 2015, afectando sobre todo a sectores ya perjudicados: construcción, ingeniería civil, metales así como venta al por mayor y al por menor de mobiliario, electrodomésticos, confección y calzado. Los problemas de liquidez se agudizan al mantenerse el deficiente comportamiento de pagos, especialmente en el sector público. Asimismo, las empresas italianas, en comparación con otros países de Europa Occidental, muestran un apalancamiento medio más elevado, sobre todo a corto plazo.

La elevada dependencia de financiación bancaria de las empresas italianas está demostrando ser una importante debilidad estructural, pues el sector bancario italiano sigue siendo muy vulnerable. Desde 2009, los préstamos de dudoso cobro han aumentado drásticamente, reflejando la tensión del sector bancario. El volumen de préstamos al sector privado continúa contrayéndose debido a los estrictos criterios para acceder al crédito y a los elevados costes de financiación. La concesión de préstamos a pequeños negocios, en particular, sigue restringida. Muchas empresas padecen las restrictivas políticas crediticias actuales de los bancos, y se espera que esta situación continúe en 2015.

La deuda pública también se mantiene a niveles muy elevados. El déficit presupuestario está por debajo del 3% del PIB desde 2012. A pesar de esta consolidación fiscal, el ratio de deuda pública alcanzará el 135% en 2015. Para lograr su reducción, Italia requiere una tasa de crecimiento del PIB del 3%. El desafío de Italia consiste en alcanzar este alto nivel de crecimiento real, sin abandonar la consolidación fiscal en un entorno de baja inflación.

Italia ha perdido cerca del 20% de su participación en los mercados de exportación en los últimos años, sobre todo en los mercados europeos, aunque ha conservado su posición de liderazgo en los sectores de la moda, la confección y la industria textil. Esta pérdida de cuota de mercado deriva de la evolución del tipo de cambio efectivo real, que mide la competitividad internacional de un país según la variación de costes y precios. La posición competitiva de Italia frente a otros países del sur de Europa, que implementaron más reformas para reducir los costes laborales unitarios, empeoró en 2013 y 2014. Sin embargo, se prevé que Italia mejore la competitividad de sus costes laborales unitarios en 2015, en un entorno de crecimiento salarial limitado, y que las exportaciones aumenten un 2,1%.

En diciembre de 2014, la Administración italiana aprobó con éxito un proyecto de ley que autoriza al gobierno para realizar cambios en el mercado laboral sin tener que pasar por el Parlamento para su aprobación final.  Aunque hasta ahora no se ha concretado ningún plan, se ha encontrado con la oposición de sindicatos y partidos. Asimismo, las iniciativas legales para mejorar la eficiencia judicial, introducir una mayor desregulación y contener los trámites burocráticos han sido limitadas hasta ahora.

 

Acerca de Crédito y Caución

Crédito y Caución es el operador líder del seguro de crédito interior y a la exportación en España desde su fundación, en 1929. Con una cuota de mercado del 50%, lleva más de 85 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Desde 2008, es el operador de Atradius en España, Portugal y Brasil.

Atradius es el operador global del seguro de crédito presente en 50 países, con acceso a la información de crédito en más de 100 millones de empresas en todo el mundo. El operador global consolida su actividad dentro del Grupo Catalana Occidente.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación), de personalización (para recordar idioma o la configuración web preferida), y de publicidad comportamental (para elaborar perfiles y ofrecerles publicidad adaptada a sus preferencias de navegación). Puede configurar ahora el uso de esta tecnología. Asimismo, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el enlace de Política de Cookies que encontrará en el pie de esta web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.