El comercio de bienes duraderos afronta serias dificultades

Una menor demanda y la fragmentación del subsector obliga a las empresas españolas del sector a buscar sinergias y la internacionalización de sus negocios.

Madrid - 26-mar-2012

Mayores costes, menores márgenes y una competencia feroz por la disminución de la demanda, son los factores con los que debe lidiar hoy el sector minorista de bienes de consumo duraderos en toda Europa. A esto se une un peligro real de aumento de la inflación, que incrementaría la presión sobre los consumidores y el comercio por igual.

El sector que representa la venta de electrodomésticos, muebles, electrónica de entretenimiento o comunicaciones se enfrenta a serias dificultades, según el informe elaborado por Crédito y Caución.

Para acceder al informe completo, pulse sobre la imagen.

En España, el año pasado el consumo privado se mantuvo débil y, este año las perspectivas de estancamiento económico, o incluso de contracción, llevarán probablemente a un empeoramiento del mercado de trabajo. Por consiguiente, cabe prever una nueva caída de los ingresos reales de los hogares y un menor consumo de las familias.

En 2011, en nuestro país, las ventas minoristas cayeron un 5,8% en términos interanuales, registrándose un retroceso del 7,5% en el caso del subsector no alimentario, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Esta tendencia se mantuvo en enero de 2012, con una caída del comercio minorista del 4,8% en términos interanuales. Las ventas de productos no alimentarios cayeron un 7,0%.

Durante los nueve primeros meses de 2011, el volumen de negocios del sector de venta de muebles se redujo un 5,2% interanual, un resultado ligeramente peor que la reducción interanual del 4,0% registrada en el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2010. En ese mismo periodo, las ventas minoristas de equipos informáticos y electrónica de consumo cayeron un 3,8% y un 5,6% respectivamente.

Se están produciendo reestructuraciones frecuentes en el subsector de grandes electrodomésticos y línea marrón. El prolongado periodo de contracción de la demanda y la fragmentación del subsector han obligado a las empresas a buscar sinergias y la internacionalización de sus negocios.

El ajuste del sector inmobiliario también ha tenido un impacto negativo en la demanda de electrodomésticos. En 2011, la cifra de negocios cayó un 16,8% en términos interanuales debido a una reducción del 14,6% de las unidades vendidas y una bajada de precios del 2,6%.

El informe de Crédito y Caución revela que se ha producido un ligero aumento de las insolvencias en el sector minorista en los últimos seis meses. Mientras que los comercios de bienes básicos, como la alimentación, se enfrentan a menos problemas, posiblemente el subsector de los bienes de consumo duraderos no tendrá tanta suerte. La liquidez, las necesidades de financiación y el acceso a financiación externa de las empresas son problemas clave. En el contexto de la actual situación económica, realizar un análisis de la solvencia y del historial de pagos se ha convertido en algo esencial para las empresas españolas de todo tipo, al igual que el examen de su dependencia de financiación externa y niveles de endeudamiento.

Tendencias de crecimiento saludable

Frente a la tendencia pesimista, nos encontramos con algunas excepciones. La demanda de bienes de consumo duraderos en Alemania está mostrando un crecimiento saludable. Y en Estados Unidos, el repunte de la venta de viviendas podría estimular la venta de electrodomésticos y muebles. Sin embargo, en ambos mercados la alta inflación impulsada por los crecientes precios de la energía podría disuadir a los consumidores a la hora de comprar bienes duraderos.

En el otro extremo del mundo, Brasil confirma su condición como mercado emergente líder, con un fuerte crecimiento de todos sus indicadores, como reflejan los resultados económicos globales del país y el aumento de ingresos de los hogares, lo que también podría significar una buena noticia para los exportadores extranjeros orientados hacia Brasil.

De vuelta a Europa, la actividad económica de Bélgica vuelve a frenarse. El poder adquisitivo de los hogares belgas está disminuyendo debido a un aumento del desempleo y a que las subidas salariales no siguen el ritmo de la inflación, provocando un descenso en la confianza de los consumidores. Se prevé que las insolvencias aumenten en 2012, con una predicción de caída de las ventas minoristas del 2,3%.

En Francia, el consumo de bienes duraderos en los hogares se mantuvo estable. En 2012, el consumo se redujo un 1,5%, lo que supone que los subsectores individuales, a su vez, presenten diferentes tipos de comportamiento. La situación se complica aún más por la reticencia de los bancos a la hora de conceder nuevos préstamos.

El sector se enfrenta a dificultades en los Países Bajos debido a la presión sobre los márgenes, ocasionada por el aumento de los costes y la caída del poder adquisitivo de los consumidores. La solvencia media se sitúa en el 21%, pero la liquidez baja debido al aumento de las existencias.

En el Reino Unido muchas empresas del sector están haciendo ahora mayor hincapié en la gestión de su capital circulante, controlando más sus existencias. Es inevitable que se produzcan más insolvencias, debido a una competencia feroz, la presión sobre los márgenes, los costes de estructura y la situación económica actual.

El mercado en Irlanda sigue bajo los efectos del deterioro de la economía del país. Disminuye la confianza de los consumidores y los hogares recurren a sus ahorros para reducir su deuda. Las ganancias mensuales han seguido cayendo. Las perspectivas a corto plazo para el sector no son positivas, y el difícil entorno económico no muestra indicios de estabilización lo que se reflejará en el nivel de consumo.

En Italia tanto el PIB como el consumo privado retrocederán. La confianza de los consumidores sufrirá el impacto de la reciente introducción de medidas de austeridad de emergencia, el aumento del desempleo y las restricciones en materia de disponibilidad de crédito. Se prevé que el comercio minorista siga contrayéndose. Las insolvencias seguirán creciendo en 2012, debido a que los minoristas seguirán sufriendo un deterioro económico y debilidades estructurales.

En México se espera el mismo crecimiento que en 2011 impulsado por la apertura de nuevas tiendas. El Índice de Confianza de los Consumidores sigue en el nivel más alto de los dos últimos años. Los consumidores confían en que su situación financiera mejorará, pero, ante las incertidumbres respecto a los resultados de las elecciones presidenciales que se celebrarán en México y en Estados Unidos en 2012, y al impacto de la crisis de la zona euro, su disposición a comprar productos de consumo duraderos se ha reducido. El sector bancario sigue mostrando fortaleza, aunque la disponibilidad de crédito para el consumo podría reducirse.

En España podemos observar una tendencia a la baja en todos sus sectores. El prolongado período de contracción de la demanda y la fragmentación del subsector han obligado a las empresas a ajustar sus costes estructurales. Además, las nuevas medidas de austeridad adoptadas por el nuevo gobierno español para reducir el déficit público, junto con la reticencia continuada por parte de los bancos a conceder créditos, están ejerciendo una presión todavía mayor en el consumo de bienes duraderos por los hogares. Se observa un ligero aumento en las insolvencias en el sector minorista. Sin embargo, la liquidez, las necesidades de financiación y el acceso a financiación externa constituyen problemas clave.

Subsectores en alza

El subsector tecnológico es el más estable ante la situación actual. Productos como las tablets o productos relacionados con la tecnología 3D están manteniendo su nivel de ventas y su estabilidad. Sin embargo, se trata de un sector peligroso por su alta dependencia de la innovación.

El subsector online también se mantiene firme. Sufre variaciones en los datos económicos, pero no está tan fuertemente condicionado por las influencias negativas por tratarse de un mercado muy cercano al consumidor.

Acerca de Crédito y Caución

Crédito y Caución, compañía de seguros, lleva cerca de 80 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Con una cuota de mercado cercana al 55% en España y al 33% en Portugal, se sitúa como la compañía líder de su sector en el mercado ibérico. Asimismo, Crédito y Caución ha expandido su actividad directa a Brasil.

La compañía es el operador en estos tres mercados del Grupo Atradius, presente en 42 países. Con unos ingresos totales cercanos a los 1.800 millones de euros y una participación del 31% en el mercado global del seguro de crédito, tiene acceso a la información de crédito de más de 52 millones de compañías en todo el mundo y toma más de 22.000 decisiones diarias de límites de crédito. La fortaleza financiera de Crédito y Caución queda avalada por la calificación A- de Standard & Poor's.

Documentos adjuntos

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación), de personalización (para recordar idioma o la configuración web preferida), y de publicidad comportamental (para elaborar perfiles y ofrecerles publicidad adaptada a sus preferencias de navegación). Puede configurar ahora el uso de esta tecnología. Asimismo, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el enlace de Política de Cookies que encontrará en el pie de esta web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.