El comercio registra un ligero crecimiento de retraso en pagos

Ligero crecimiento en los retrasos de empresas minoristas, pero prevemos que el sector mantenga su nivel de cumplimiento en pagos.

Madrid - 15-dic-2011

El consumo privado sigue siendo débil en el mercado español. La confianza del consumidor disminuye debido, en parte, a razones como la incertidumbre de la zona Euro, la escasez de crédito al consumo, el aumento del desempleo y el endeudamiento de los hogares privados. En este entorno, en los diez primeros meses del año el comercio al por menor, registró una caída del 5,4% de sus ventas con respecto a 2010, según se desprende del Market Monitor de diciembre distribuido por Crédito y Caución.

Los bienes de consumo duraderos son los que más se están viendo afectados por esta situación de inestabilidad económica. La confianza del consumidor está disminuyendo debido a la incertidumbre creada por la crisis de la eurozona, la inestabilidad en el empleo, las dificultades de acceso al crédito y, consecuentemente, la capacidad de los hogares para el pago de deudas. En ese sentido, la caída en el subsector no alimenticio alcanza el 7,2%, mientras que en el subsector alimenticio apenas es del 2,7%.

También es importante valorar las necesidades de existencias, y por tanto de financiación de circulante, de cada tipo de negocio. La situación de liquidez y la dependencia de financiación externa son datos claves en el contexto económico actual. En ese sentido, la liquidez de los comerciantes minoristas, se encuentran en estos momentos ante un acceso restringido al crédito bancario, lo que dificulta la financiación de apertura de nuevos negocios.

En ese mismo entorno, asistimos a un cambio en los hábitos de compra. La palabra clave de la situación actual es prudencia. En su afán por ahorrar, los consumidores eligen los formatos de distribución de proximidad que permite comprar los productos estrictamente necesarios. En este contexto, los minoristas se ven obligados a reducir los precios, a pesar de los precios de los productos básicos han aumentado por el incremento del de materias como trigo, cobre, maíz o combustible. Esta tensión provoca a su vez, un enfrentamiento entre minoristas y productores por los márgenes, siguiendo, los segundos, en su empeño de aumentar el precio de los alimentos, productos domésticos y en el transporte de las mercancías.

A corto plazo se espera que los precios sigan subiendo, aunque con una menor intensidad que en el año 2011. Factores como la desaceleración de la actividad económica mundial y de la zona euro, podrían ayudar a producir una situación de alivio en la presión ejercida sobre los precios en el transcurso del próximo año. Del mismo modo, los minoristas están comenzando llevar a cabo acciones como desinvertir, cerrar tiendas que no consideran rentables, o renovarlas y modernizarlas, con el fin de fomentar el atractivo entre los clientes.

De acuerdo con la experiencia de pagos de Crédito y Caución en el sector minorista, los pagos muestran un promedio de entre 90 y 120 días, descendiendo en los productos perecederos, como es el caso de los alimentos, hasta los 30 días.

En los últimos seis meses, y principalmente en el último trimestre, se ha notado un ligero crecimiento en los retrasos en pagos de las empresas minoristas, principalmente debido a la ralentización de la situación económica, al estancamiento de la demanda interna y a las dificultades que las empresas tienen a la hora de acceder a financiación bancaria. No obstante, el sector continúa comportándose en pagos mejor que la media nacional, lo que constituye un dato optimista por la importancia de estas actividades en el tejido empresarial español. Cabe además esperar que el sector mantenga su nivel de cumplimiento de pago a lo largo de los próximos meses.

Debido a la situación económica actual, en el sector minorista se produce un análisis de la solvencia de las empresas y un registro de pagos, como medidas de subsistencia. El nivel de la dependencia de la financiación externa y de la gestión, y programas de amortización de la deuda de cada empresa, unidas a la disminución del gasto de los consumidores, puede conducir a guerras de precios y a problemas de márgenes en cuanto a la liquidación de las deudas.

Acerca de Crédito y Caución

Crédito y Caución, compañía de seguros, lleva cerca de 80 años contribuyendo al crecimiento de las empresas, protegiéndolas de los riesgos de impago asociados a sus ventas a crédito de bienes y servicios. Con una cuota de mercado cercana al 60% en España y al 33% en Portugal, se sitúa como la compañía líder de su sector en el mercado ibérico. Asimismo, Crédito y Caución ha expandido su actividad directa a Brasil.

La compañía es el operador en estos tres mercados del Grupo Atradius, presente en 42 países. Con unos ingresos totales cercanos a los 1.800 millones de euros y una participación del 31% en el mercado global del seguro de crédito, tiene acceso a la información de crédito de más de 52 millones de compañías en todo el mundo y toma más de 22.000 decisiones diarias de límites de crédito. La fortaleza financiera de Crédito y Caución queda avalada por la calificación A- de Standard & Poor's.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación), de personalización (para recordar idioma o la configuración web preferida), y de publicidad comportamental (para elaborar perfiles y ofrecerles publicidad adaptada a sus preferencias de navegación). Puede configurar ahora el uso de esta tecnología. Asimismo, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el enlace de Política de Cookies que encontrará en el pie de esta web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.