¿Qué son las posiciones cortas?

Ante la `extrema volatilidad? de los mercados de valores, la CNMV ha prohibido operaciones cortas o bajistas hasta el 23 de octubre pero, ¿qué son exactamente estas posiciones cortas?
Madrid - 25-jul.-2012

La operativa natural a la que asociamos la inversión en bolsa consiste en la decisión de comprar activos o acciones de una empresa cuando creemos que su precio va a incrementarse en el futuro. Compramos primero y venderemos después. A esta operativa se la conoce como posiciones largas, porque ese incremento de valor se espera, generalmente, en el largo plazo.

Las posiciones cortas constituyen la operativa contraria en muchos sentidos. Se refieren a valores cuyo precio creemos que va a disminuir, por lo que primero vendemos las acciones con la intención de recomprarlas luego a un precio que esperamos sea inferior. Además, el inversor no es el dueño de las acciones, sino que toma en préstamo de un tercero, generalmente un broker,  un número determinado de ellas con el compromiso de devolver el mismo número, generalmente en el día. El que realiza la operación de venta y posterior compra obtiene un beneficio si el precio de los valores cae y sufre pérdidas si, por el contrario, el precio de los valores se incrementa.

A diferencia de las posiciones largas, donde no se puede perder más de lo invertido, en las posiciones cortas no hay límite para la pérdida, ya que el posible incremento del precio de los valores que hay que recomprar no tiene límite. Con las ganancias ocurre lo contrario: en las posiciones largas no tiene límite teórico, pero en las posiciones cortas no pueden superar el precio inicial de la acción, en el hipotético caso de que al final del día, cuando haya que recomprarlas, no valgan nada.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter