La sanción mínima por trabajo sumergido se multiplica por cinco

Desde agosto, las empresas que amparen el empleo sumergido afrontan una multa mínima de 3.126 euros, cinco veces más que los 622 que regían hasta ahora. La máxima se mantiene.

Madrid - 03-ago-2011

A partir de agosto las multas por emplear a trabajadores sin contrato se elevan de forma considerable en base al Real Decreto-ley 5/2011 de medidas para la regularización y control del empleo sumergido.

Una empresa que no dé de alta a un trabajador en la Seguridad Social se enfrenta a una sanción grave, lo que comporta una multa que puede ir de los 3.126 a los 10.000 euros. Con anterioridad, el rango de multas iba de los 622 a los 6.200 euros.

En el caso de las sanciones muy graves, por ejemplo, que el empleado cobre el paro al tiempo que trabaja, la multa podrá ir de los 10.001 a la sanción máxima de 187.515 euros.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter

Esta página web usa cookies

Utilizamos cookies de terceros con finalidades analíticas (elaborar estadísticas a partir de sus hábitos de navegación), de personalización (para recordar idioma o la configuración web preferida), y de publicidad comportamental (para elaborar perfiles y ofrecerles publicidad adaptada a sus preferencias de navegación). Puede configurar ahora el uso de esta tecnología. Asimismo, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en el enlace de Política de Cookies que encontrará en el pie de esta web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.