Cámaras de Comercio para el siglo XXI

La Administración refuerza el papel en la internacionalización empresarial de las Cámaras de Comercio, con las que Iberinform colabora en el desarrollo de nuevos servicios.
Madrid - 02-ago.-2013

El Consejo de Ministros ha remitido a las Cortes Generales un Proyecto de Ley para reforzar el papel de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación como instrumento de internacionalización. De acuerdo con el texto, las Cámaras desarrollarán un Plan Cameral de Internacionalización anual, enfocado especialmente a la proyección de la pequeña y mediana empresa.

Iberinform, la compañía de Crédito y Caución especializada en consultoría de información empresarial y análisis de riesgos, colabora desde hace meses en esta transformación de las Cámaras de Comercio como proveedor del novedoso servicio `clientes fiables´ que permite a los exportadores el acceso a listados personalizados de clientes potenciales con bajo riesgo de impago para centrar al máximo las acciones de prospección del exportador.

El producto ha sido desarrollado apoyándose en la experiencia y la capacidad técnica de Iberinform, la empresa de información comercial y financiera del principal operador español del seguro de crédito, Crédito y Caución, que ha globalizado su actividad con la integración en el Grupo Atradius, presente en 45 países.

 

Formación y Competitividad

Siguiendo el modelo alemán, las Cámaras de Comercio también participarán con la Administración en el diseño de la formación profesional, en especial en la selección y validación de centros de trabajo y empresas, en la designación y formación de tutores y en el control y evaluación del cumplimiento de la programación. Las Cámaras también serán responsables del Plan Cameral de Competitividad.

El texto fija un sistema de adscripción universal de todas las empresas a las cámaras, para que las Cámaras representen los intereses generales del comercio y no los de un determinado sector. No obstante, mantiene la supresión del recurso cameral permanente, la obligación económica obligatoria de las empresas a las Cámaras eliminada en 2010. La financiación de las Cámaras se basará en los ingresos por servicio presado y las contribuciones voluntarias.

Manténgase informado.Únase a nuestra Newsletter