María Muñoz Vidal

Directora comercial de MyInvestor

“Las redes sociales se han convertido en un canal interactivo de las empresas con el que llegar a los clientes”

"Desde el análisis de una compañía, el seguro de crédito protege la viabilidad del pago, evita fraudes y, en último caso, cubre impagos"

Por Javier Labiano

¿Cómo ha cambiado el asesoramiento financiero en los últimos años?

Asistimos a un proceso acelerado en el que la banca tradicional se ha volcado en la incorporación de tecnologías y servicios digitales. La digitalización se ha convertido en uno de los elementos estratégicos en el sector financiero. De hecho, en los últimos años, la aparición de start ups fintech y la amenaza de que las grandes tecnológicas globales pudieran desembarcar en el sector llegaron a hacer temer que las entidades financieras estuvieran llegando tarde. Estas dos circunstancias han provocado un auténtico viraje en el mundo del asesoramiento financiero, menos bancarizado, más digital y disruptivo. Si además, a los efectos de la digitalización, sumamos la entrada en vigor de la directiva MiFID, la evolución vivida en el asesoramiento es radicalmente distinta a la que los profesionales llevábamos a cabo hace unos años.

Supongo que la capacidad de generar confianza sigue siendo imprescindible, pero ¿se confía más en el conocimiento y la experiencia del asesor o en la tecnología?

El sector financiero se encuentra en un momento clave y el futuro de las entidades dependerá de cómo se hayan preparado para el nuevo tiempo que nos toca vivir, porque no sólo hablamos de un cambio tecnológico, sino que se trata también un cambio cultural. Los estudios demuestran que el 70% de los clientes de alto valor, independientemente de la edad, son ya digitales. Esto demuestra que hay confianza en la tecnología. Sin embargo, esta disrupción no parece que vaya a mermar el papel de los asesores financieros. Todo este proceso dirigido a ofrecer un amplio catálogo de servicios digitales no supone prescindir de las personas, porque la parte humana es fundamental.

Y en este nuevo panorama que expone, ¿cuál es el modelo de éxito?

La clave, la gran oportunidad, está en combinar el mundo digital con los conocimientos y la atención personal del asesor financiero profesional. El modelo de éxito radica en aplicar el sistema de distribución que nos han enseñado las start ups, combinado con la forma de trabajar y de proteger las inversiones del cliente que atesoran las redes tradicionales.

¿Qué tendencias disruptivas está generando la utilización de nuevas tecnologías en la elección de valores?

El cambio tecnológico ha llevado a los bancos y a los proveedores de servicios financieros a enfrentarse a numerosos retos, pero al mismo tiempo la digitalización ofrece una gran cantidad de oportunidades para establecer nuevos modelos de negocio que permiten a los players financieros generar flujos de ingresos significativos. Las tendencias tecnológicas que ya están desempeñando un papel fundamental en el sector financiero y lo seguirán haciendo en los próximos años son, sobre todo, las soluciones innovadoras basadas en banca abierta (open banking), la inteligencia artificial (IA), cloud y blockchain. Este enfoque bancario abierto, basado en una arquitectura abierta y escalable (open APIs), puede transformar las instituciones financieras clásicas en modernas plataformas para ofrecer servicios financieros perfectamente conectados en la red, con estructuras modulares y accesibles individualmente para cada uno de los clientes. Ese es el futuro de la banca y del asesoramiento.

En estos momentos, ¿qué resultados están consiguiendo los inversores?

Los inversores arriesgados se topan con las caídas bursátiles, mientras que los más conservadores sufren por las bajadas de la renta fija. No hay apenas escapatoria posible en el que ya se conoce como el peor año desde la crisis. La coyuntura económica actual de bajos tipos de interés, elevada volatilidad de los mercados financieros y complejidad de los productos financieros hace que la selección de la mejor inversión para nuestros ahorros sea una tarea difícil. Dicha dificultad se incrementa a medida que no se posee una educación financiera sólida. Este escenario exige un mayor nivel de riesgo para la obtención de un nivel de rentabilidad no muy elevado. Como siempre digo, lo que importa es el largo plazo. La inversión a futuro es la que más ventajas tiene, porque el paso del tiempo y el interés compuesto juegan a tu favor. Además, hoy en día es básico ir invirtiendo poco a poco, de forma constante y periódica, sin importar cómo se está comportando el mercado. En MyInvestor ponemos a disposición del cliente las órdenes periódicas para hacer la inversión más llevadera, casi sin darte cuenta, lo que permite diversificar en el tiempo y, por tanto, en los precios a los cuales compras y, además, sin hacer desembolsos importantes evitando también posibles “olvidos” a la hora de ahorrar o invertir.

¿Qué papel pueden jugar, a su juicio, las redes sociales en la difusión de conocimientos económicos y financieros?

Estamos en la era de la comunicación y la información, donde las nuevas tecnologías son dominantes, y es en este marco donde las redes sociales han cobrado una gran importancia. La necesidad de ampliar los conocimientos financieros, la preocupación por el ahorro de cara a la jubilación, la curiosidad por saber qué está pasando y cómo eso puede afectar a mis decisiones económicas, sumado a la inmediatez de las redes sociales las hacen, en mi opinión, una herramienta básica. Y no sólo para estar conectado con amigos, gente afín y tus ídolos musicales o deportivos sino también para entender el mundo actual y ganar confianza y seguridad en materia económica y financiera.

¿Cree también que las empresas españolas están aprovechando las redes sociales para ser más conocidas tanto dentro como fuera de nuestro país?

Parecía que llegábamos tarde, pero nuestras empresas se han puesto las pilas y pisan fuerte en este ámbito. No cabe duda de que las redes sociales se han convertido en un canal interactivo con el que llegar a los clientes, y en el día a día de toda empresa. Bien sea como herramienta de trabajo o como instrumento para gestionar la reputación online. Según los últimos estudios que he leído, ya estamos en niveles equiparables al resto de socios europeos y ya tenemos al 90% de nuestras empresas utilizando las redes para mejorar su imagen de marca y el 77% para manejar su reputación. Además, hay una buena noticia, en proyección de futuro España es, tras el Reino Unido e Irlanda, el país donde se va a aumentar más el uso de las redes sociales de forma profesional.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

El seguro de crédito ofrece una cobertura total. Desde el análisis de una compañía, protege la viabilidad del pago y nos permite evitar fraudes y, en último caso, cubrir impagos. Obviamente, durante la crisis su figura ha tenido una importancia vital.

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Publicidad Comportamental

Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.

Necesarias

Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.

Estadísticas

Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.

Preferencias

Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.